Cv
















Para despedir al sol, un par de músicos tocan un fragmento del vals “Dios nunca muere” sobre una loma en pueblo nuevo Oaxaca, mientras “el bruja” sube a la cima para tronar su chicote, en señal de que el día de muertos se aproxima. La acción se realizó durante la contingencia (Covid19), es una propuesta que explora el espacio público a partir del encierro.

Este trabajo forma parte de “La bienal metafísica” (www.alaire-libre.com)., Se llevó a cabo con la valiosa participación de: Jesus Hernández Matadamas (sousafón), David Mendez Hernández (sousafón), Brian Chávez y Mario Paulino Cruz “bruja”.

Oaxaca México / septiembre 2020