La superficie de la tierra se apoya sobre un caparazón de tortuga, un caparazón de tortuga se apoya sobre la superficie terrestre, cima contra cima. El objeto óseo invertido para el espectador contiene papel picado de colores, un material burdo e inútil que se utiliza en festejos o conmemoraciones. Para algunas culturas la tortuga se relaciona con el movimiento terráqueo, el fragmento del animal en este caso funciona como un contenedor, entre el papel multicolor sobresalen las vértebras de lo que alguna vez fue un ser vivo. El rastro de la muerte esta de nuestro lado.













Encontré abandonado a la intemperie un panal de abejas atravesado por una rama seca, le agregue meticulosamente algunos estoperoles metálicos emulando la confección de una prenda, un pedazo de piedra me sirvió para equilibrar su peso al suspenderlo del techo a una altura considerable y así poder contemplarlo como un astro. La construcción del panal con materiales orgánicos corresponden al trabajo que las abejas en su labor natural construyeron y abandonaron a su suerte después de usarlo, mi intervención sobre la superficie de esta compleja y delicada construcción se basa en referentes de narrativas distópicas.